Salud

BOTONFARMACIAGUARDIA

Recomendaciones sobre servicios de acceso a internet

Para contratar un servicio de acceso a internet con un operador debes tener en cuenta ciertos aspectos que te serán de gran utilidad y te ayudarán a decidirte en el caso de que tengas varias ofertas.
Antes de contratar un servicio de acceso a Internet con un operador debes tener en cuenta
lo siguiente:

1.La conexión a una red telefónica fija que posibilite el acceso funcional a Internet es una de las prestaciones incluidas en el ámbito del servicio universal, y, por tanto, se garantiza para todos los usuarios. Sin embargo, se considera velocidad suficiente la utilizada de manera generalizada para acceder a internet por los abonados al servicio telefónico fijo disponible al público con conexión a la red mediante pares de cobre y módem para banda vocal, lo que no impone la obligación de que todos los usuarios puedan tener acceso a internet mediante banda ancha.

2.Infórmate sobre las condiciones que ofrece tu operador. Los operadores están obligados a publicar las condiciones generales de contratación (prestaciones, tarifas, posibles indemnizaciones, plazos de contratación...) en un lugar fácilmente accesible en su página de internet; a facilitarte dichas condiciones por escrito, si así lo solicitas y sin afrontar gasto alguno por su recepción; y a informar de ellas en el teléfono de atención al público, que tendrá el coste máximo del precio ordinario del servicio de telecomunicaciones sin recargo.

3.Comprueba la efectiva cobertura del domicilio antes de contratar, informando al comercial o distribuidor de las condiciones del domicilio (piso bajo interior, zona rural, etc...). Además, deben informarte del plazo para la comprobación de que efectivamente se conecta y, en su defecto, el derecho a la devolución sin coste alguno del módem.

4.Guarda toda la publicidad. Recuerda que la publicidad es vinculante, es decir, que podrás exigir a la compañía operadora aquellas ofertas que publicite, y ten en cuenta el plazo de vigencia de las ofertas.

5.Compara antes de contratar. Existe un amplio número de operadores en el mercado. Ten en cuenta que, aunque el precio es un factor importante, existen otros que no lo son menos, como los servicios de mantenimiento, la calidad que se ofrece, los períodos mínimos de contratación o el procedimiento para darse de baja. Estudia previamente tus necesidades y posibles horarios de utilización.

6.En relación con el servicio de banda ancha para acceder a Internet, el operador no puede indicarte una oferta cuya velocidad máxima publicitada sea superior a la velocidad máxima que admita la tecnología utilizada sobre su bucle local o en el enlace de acceso. El operador deberá informarte, antes de la contratación, de los factores relevantes que limitan la velocidad efectiva que puedes experimentar, diferenciando aquellos sobre los que tiene control el operador de los ajenos al mismo.

7.En el contrato deben indicarse los niveles individuales de calidad de servicio establecidos, entre los que figurarán los relativos al tiempo de suministro de acceso a internet, la proporción de accesos de usuario con éxito, la proporción de transmisiones de datos fallidas, y la velocidad de transmisión de datos conseguida.

8.La velocidad de transmisión de datos que los operadores deben garantizar es la que ellos mismos ofrezcan en su publicidad y los contratos que celebren con los usuarios. En este sentido, debe tenerse en cuenta que los operadores suelen ofrecer velocidades máximas, no mínimas. Por lo tanto, los compromisos de velocidad mínima garantizada por los operadores vendrán determinados por lo establecido en el contrato de alta del servicio. Si la calidad ofrecida no se corresponde con la calidad contratada, puedes reclamar.

9.Comprueba que tu equipo informático y la instalación telefónica de tu hogar disponen de los requisitos mínimos establecidos en el contrato para poder prestarse el servicio, y que no existe incompatibilidad.

10.Recuerda que la adhesión del operador al Sistema Arbitral de Consumo es siempre un valor añadido y un distintivo de confianza. Este sistema te ofrecerá de forma gratuita y rápida un procedimiento para resolver posibles discrepancias o conflictos que hayan surgido en la prestación del servicio. No firmes el contrato si existen cláusulas de sometimiento a sistemas arbitrales privados, aunque sea la segunda opción.

11.El plazo máximo en el que el operador debe proveer el acceso al servicio debe figurar obligatoriamente en el contrato. Por lo tanto, cuando contrates el servicio pregunta por ese plazo, exige que conste en el contrato y consérvalo, ya que es el único al que se encuentra obligado el operador.

12.En ocasiones, para acceder a determinadas páginas webs de distintas temáticas hay que marcar un número de teléfono de tarificación adicional (907) cuyo coste es mucho más caro, ya que pagamos el servicio que se nos está ofreciendo a través de la web. Existe un derecho de desconexión de estos servicios, de tal forma que en diez días desde la solicitud, el operador debe desconectarte: transcurrido ese plazo, no podrán facturarte por ello.

13.Lee las facturas. En ocasiones, los operadores incluyen en ellas notificaciones obligatorias que deben comunicar a sus abonados como, por ejemplo, variaciones de los precios. Las facturas deben diferenciar los cargos que correspondan a cada servicio.

14.Si no estás de acuerdo con la facturación, ten en cuenta que el impago del servicio de acceso a internet sólo dará lugar a la suspensión de ese servicio, pero no faculta al operador a suspenderte el servicio telefónico.

15.Tienes derecho a darte de baja en el contrato de internet con el único requisito de solicitarlo con una antelación de dos días hábiles al momento en que ha de surtir efectos. Este derecho debe figurar en el contrato, así como el resto de causas de su extinción y la forma prevista para solicitar la baja. Procura tener justificación documental de la baja solicitada.

16.El operador se abstendrá de facturar y cobrar cualquier cantidad que se haya podido devengar, por causa no imputable al usuario final, con posterioridad al plazo de dos días en que debió surtir efectos la baja.

17.Si firmaste un contrato de prestación de servicios de acceso a Internet acogiéndote a una oferta o tarifas especiales, a cambio de comprometerte a mantener el servicio con la compañía durante un período de tiempo (cláusula de permanencia que debe figurar en el contrato, así como las consecuencias de la ruptura del período mínimo), tienes derecho a darte de baja antes de que finalice d icho período, con independencia de que la baja pueda conllevar otro tipo de efectos, como la pérdida de ventajas u ofertas vinculadas a la permanencia. El operador podría exigirte una compensación para poder darte de baja antes de haber cumplido el periodo mínimo.

Seguridad en el uso de Internet

En la página web de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta, las personas residentes en Andalucía pueden descargar, de manera gratuita, un software de "filtrado de contenidos" que permite restringir el acceso a determinados contenidos según una serie de categorías definidas que aseguran en el hogar una navegación segura y controlada, sobre todo en relación con el uso por parte de los menores de edad.

Los "malware" o software maliciosos son un conjunto de programas que podemos encontrar en internet que son creados con la intención de provocar daños, utilizar los recursos de los usuarios o recabar información de utilidad para los creadores o usuarios de los mismos.No instales software que no proceda de una fuente fiable, mantén actualizados tu sistema operativo y antivirus, añade programas cortafuegos y de detección y eliminación de software espía y, en cualquier caso, efectúa copias de seguridad de la información contenida en tu ordenador para evitar el riesgo de destrucción.

Con el objeto de evitar que se pueda realizar un seguimiento de las visitas efectuadas a otros sitios webs, deberás borrar del equipo periódicamente los archivos temporales y las "cookies"", teniendo en cuenta que, en este último caso, el usuario puede configurar el navegador para evitar la grabación de las "cookies" en el equipo.

Para acceder a tu correo electrónico, además de tu código de usuario, debes utilizar una contraseña y cambiarla al menos una vez al año. No utilices la opción "Guardar contraseña" para evitar reintroducirla en cada conexión, y configura tu ordenador para que no facilite la dirección de correo a los servidores webs a los que accede.

Cuando envíes un mensaje, incluye a los destinatarios del mismo en el campo "Con Copia Oculta", de tal forma que ninguno de los receptores podrá acceder a la dirección de correo electrónico del resto de los destinatarios.

Verifica regularmente el número de teléfono por el que te conectas a Internet y asegúrate de que se corresponde con el contratado.