INAUGURACIÓN DEL PUNTO LIMPIO DE MAIRENA DEL ALCOR

El alcalde, Juanma López, junto al consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, inauguraron el Punto Limpio que la Junta de Andalucía la tarde del lunes 5 de diciembre. Una inversión de 335.940 euros cofinanciados con fondos europeos para dar servicio a más de 23.000 vecinos y recoger más 30 tipos de residuos diferentes.

“Una correcta gestión de los residuos sólidos urbanos comienza con una buena separación, por lo que instalaciones como este nuevo punto limpio, o el que recientemente hemos abierto en Tomares, visibilizan el compromiso de la Junta de Andalucía con el fomento de la economía circular”, destacó Fernández-Pacheco.

Acompañado por el delegado del Gobierno de la Junta en Sevilla, Ricardo Sánchez, la directora general de Sostenibilidad Ambiental y Cambio Climático, María López Sánchez; y miembros de la corporación municipal, el consejero de Sostenibilidad puso en valor las inversiones que el Gobierno andaluz ha llevado a cabo en este sentido.

Por su parte, el alcalde de Mairena del Alcor destacó que se trata de “unas instalaciones modernas dentro de un espacio de recuperación ambiental”. En este sentido, López agradeció la colaboración de la Junta de Andalucía, que “ha dado solución así a un problema que teníamos en el municipio”.

En concreto, en la provincia de Sevilla, se ha actuado en los municipios de Mairena del Alcor, Tomares y Sevilla capital, con una inversión de 1,2 millones euros (Mairena 335.940, Tomares 537,447 y Sevilla Capital 642.000 euros). Una cantidad que alcanza los dos millones de euros con el Punto Limpio de Aznalcázar, que está actualmente en ejecución por importe de 513.000 euros.


“Se trata de actuaciones con las que desde el Gobierno andaluz venimos a dar apoyo a los ayuntamientos, que se ven sometidos al cumplimiento de requisitos cada vez más exigentes respecto a la recogida y gestión de los residuos como el Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados que obliga a los municipios de más de 5.000 habitantes a reducir por debajo del 10% en peso los residuos de materia orgánica depositados en vertedero antes de 2035, por lo que infraestructuras de este tipo son cada vez más necesarias”, explicó el responsable de la consejería verde.